Juan Tomás Frutos: “Lo Ferro es un milagro exquisito lleno de duende”