Se endurece la lucha por un puesto en las semifinales del Festival de Lo Ferro

El patio del mesón “Melón de Oro” de Lo Ferro está viviendo durante los sábados del mes de junio unas bonitas y a la vez duras pruebas selectivas. El pasado día 30, ocho artistas pasaron por las tablas del patio ferreño para ofrecer lo mejor de su cante en la penúltima de las galas de selección de aspirantes al prestigioso “Melón de Oro” 2018.

Dura tarea pues la que tiene por delante el jurado, que el próximo sábado 7 de julio analizará el cante de los últimos artistas, teniendo que decidir el nombre de aquellos que participarán en las semifinales del concurso ferreño. A destacar la cantidad de artistas que han preparado dentro de su propuesta el cante de Lo Ferro: la ferreña, galardonada con el premio “Molino de Lo Ferro”.

Araceli Campillos Muñoz, de Córdoba, fue la encargada de abrir la velada llevándonos por malagueña, ferreña y seguiriya. Tras ella llegó el turno de Anabel Rodríguez Rosado que ofreció los mismos cantes que su compañera: malagueña, ferreña y seguiriya. El tercer cantaor fue Francisco Ocón quien interpretó granaina, serrana y ferreña. Araceli y Francisco estuvieron acompañadas por el toque de “El Torero” mientras que Anabel tuvo a su vera la sonanta de Niño Fraile.

El murciano Antonio Amador Amador apostó por polo, milonga y tangos en su búsqueda de un hueco en nuestra semifinal mientras que Antonio Jiménez de Córdoba lo hizo por soleá apolá, ferreña y granaina junto al toque de Rafael Trenas.